Beauty moment: Una mirada de cerca a la piel

Escrito por: Vanessa
360 medicina estética imagen

Finalmente, lo hice.

Luego de escuchar las maravillosas historias de Ale Denegri y Jimena Lindo sobre cómo cuidaban su piel en el centro 360 (ahhhhhh, suerte la mía que gracias al blog puedo conocerlas y entrevistarlas!) (es increíble como al cumplir los 35 empecé a preocuparme mucho más por la piel, de hecho que el embarazo tuvo mucho que ver en esto, hormonas señora…hormonas), te decía, me daba curiosidad conocer más sobre este centro, así que un buen día me animé a hacerle una entrevista sobre la Tóxina Botulinica ( AKA Botox, puedes ver la nota acá) al Dr. Roni Luna, Cirujano Plástico que lo dirige, en un plan como quien va a tantear la situación y ver qué me podría deparar el destino.

Lo primero que logré fue conseguir premios para ustedes amadas lectoras, que sorteamos durante el mes de diciembre pasado.

Todos estos coqueteos con el centro empezaron a ocurrir meses atrás, de hecho fue en Octubre y no ha sido hasta esta semana, quincena de Enero (que quede huella que sí que sí) que reuní el valor necesario para visitar el Dr. Luna y que me haga un diagnóstico completo.

Psicológicamente no ha sido nada fácil. Ir, y exponerte así ante un doctor profesional de la belleza para que te diga todo lo que tienes mal no me hacía mucha gracia. Y es que por mucho deporte y alimentación sana, no tengo 36 años por gusto (cumplo 37 en dos meses!), ya tengo arrugas al rededor de los ojos, tengo manchas en la cara, muchos lunares en la espalda, el brazo ya se empieza a descolgar cada vez que me emociono por saludar a alguien y durante mis años mozos, allá en mis veintes yo era caserita de mi masajista, pero desde que me casé no la visité más (prioridades hija, prioridades), así que van casi tres años desde que no hacía nada por mi celulitis, más allá de aplicarme una que otra crema cada vez que me acordaba y romperme el lomo haciendo sentadillas en el KO, eso sí., pero no me voy a hacer la que no y se que la horrorosa piel de naranja debía estar a la orden del día.

Entré al consultorio, me senté, me presenté, llene una ficha con mis datos y luego muy amablemente el doc me preguntó qué era lo que preocupaba. Ya sabes, todo en realidad porque me salió desde el alma esa paranoia caricaturesca femenina. Le hablé de mi celulitis que debe estar en su peor momento, de mis manchas, de mis arrugas (incluso hice los ojos chinitos para que pueda verla bien) y de todo lo anterior. Ahhhh, qué será qué será.

Pasé a otra habitación con más luz y espejos de esos que lo confiesan todo y no te dejan mentir pero ni ahí y él no fue más que dulce al mirarme, inspeccionarme y tranquilizarme. Mi celulitis no es tan trágica como piensas, la vi como no tienes idea, en 4D y en HD, y en realidad no es tan mala. Sí que la hay pero nada que no pueda mejorar pero eso sí, tengo que tomar mucha agua, cuidar la alimentación, hacer deporte y ser constante, la constancia es la madre que soluciona todos los males.

Mis arrugas son propias del paso del tiempo, así que tranquila, pero hay opciones para minimalizarlas claro está. ¿Y las manchas? Bloqueador solar todos los días de tu vida, no había que descubrir la pólvora ni venderme un tratamiento carísimo por el simple hecho de prometerme nada. Use usted su bloqueador solar de forma religiosa.

Me indicó un regimen de alimentación bien balanceado para seguir por las próximas dos semanas como para ordenarme nuevamente y eso sí, una buena e intensa limpieza facial. Me dijo que más allá de la limpieza diaria, la piel es como un lienzo y para absorber mejor todas las cremas y tratamientos que una use, la piel debe de recibir al menos una vez al mes una limpieza profunda, así dejamos todo listo y en las mejores condiciones para recibir la crema que quieras aplicarte luego.

Y a eso me voy hoy, a recibir mi primera limpieza facial profesional (que no me hago una desde mi despedida de soltera en un Spa, más de tres años atrás :O ). Luego, la próxima semana me voy a hacer una hidratación profunda que también se recomienda hacer una vez al mes, y el resto, vendrá poco a poco.

El doctor me dio muchísima tranquilidad, incluso medio que la hizo de psicólogo reforzó todo lo bueno y lindo que hay en este cuerpo de 1.58 (como mi cintura, ayyy que me gusta mi cintura y no me da vergüenza decirlo en voz alta). Me encantó tener esa consulta y no salir con una lista de 35 procedimientos por hacer. Solo unos consejos y dos cosillas por mejorar.

El lunes te cuento qué tal me fue, y si quieres sacar tu cita (que te juro que te la recomiendo), puedes investigar más sobre ellos acá.

 

8
Post relacionados

Comentarios

  1. Katherine Vallejos

    Gracias por este post!!! Con nuestros cambios hormonales o el paso de los años, a veces somos crueles en opinar de nosotras mismas… Raaaagias hasta no mas!! :) Buenos tips!!

    Reply
  2. Lucy Marmanillo Tárraga

    La limpieza facial en ese lugar es excelente, no es como en otros sitios que sales y la piel se ve linda solo ese día, sino que los resultados se van viendo con el paso de los días; y también es super relajante! Te hacen masajes y todo. Yo también fui con la idea de que me recomendarían mil cosas y salí contenta porque me dijeron que sólo tenía que ser fiel al bloqueador (cada dos horas, por tener la piel sensible) y nada de cremas ya que mi piel tiende a ser grasa. Comparto esto por si alguien está pensando ir, en verdad lo recomiendo.

    Reply
  3. Silvana Camacho

    Súper post!! Voy a programarme para sacar una cita xq esa celulitis también me tiene preocupada. Gracias!!!

    Reply
  4. Gisselle

    Buen post Vane, ya envíe mensaje por si tienen ofertas. De cajón un facial + hidratación. Da tips de la alimentación por favor!

    Reply

Añdir un comentario a Silvana Camacho Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>