MBFW – NY vs. El perro peruano sin pelo: Sergio Dávila en Manhattan.

Escrito por: NicolasRK
IMG_1388

Caminaba por un lugar desconocido del Meat Packing. Estaba en contra de la hora, trataba de acelerar pero los oxfords siempre te ponen un límite. Sabía que estaba en movimiento. Caminaba en dirección al mar, el límite de la isla de Manhattan ante mí. Al llegar a la 12 avenida con la 14th calle lo llamé: el ave había dejado el nido una vez más. Continué con mi persecución, cuatro calles hacia el norte. Ese era el nuevo punto de encuentro (el 3ro). Al dar vuelta a la calle, un tumulto de gente en la puerta de un desfile y en el fondo, cruzando la 11 avenida, un rostro conocio: Sergio Dávila hacía su aparición en una cómoda casaca de Moncler y jeans.

Se acercó a saludarme de lo más chevere y empezamos a caminar. Mientras caminabamos conversando de la vida y de lo frío que estaba Nueva York tenía la extraña sensación de que alguien nos seguía. Y efectivamente, Sergio estaba con otros dos rostros bastante familiares, Dusan Prica y Kaori de la Flor vestidos de pies a cabeza en la última colección de Sergio caminaban jugando unos metros detrás de nosotros. A medida íbamos avanzando, fotógrafos los atacaban para shoots de street style, el plan de Sergio iba a la perfección. Sergio me contaba de que había viajado con Kaori y Dusan porque creía que tenía mucho potencial y esto me pareció simplemente genial, es lo que estamos supuestos a hacer como peruanos, no? Ayudarnos entre todos. Había decidido vestirlos y llevarlos a caminar buscando precisamente eso, hacerlos presa de los fotógrafos de Street Style.

Pero vamos a lo que me estaba matando en ese momento: la ropa. Dusan tenía una camisa que simplemente era un sueño. No sé si es un tema mío, pero soy un peruano recontra orgulloso de ser peruano y esta camisa compartía mi orgullo. Dos perros peruanos sin pelo con unas máscaras de oxígeno se adueñaban de las puntas del cuello. La misma imagen dominaba el pecho de la chompa que Dusan tenía encima… el perro era un éxito! Sergio me contaba que en una de sus noches en Lima conoció a Alvaro, un diseñador gráfico con el cual congenió bastante rápido, le contó acerca de su idea de trabajar con nuestro despelado amigo y Álvaro le presentó el dibujo animado con un máscara, Sergio quedó enamorado. Y yo también.El contraste los daban unos pantalones en baby alpaca con lana abatanada (déjenme decirles que nunca había visto alpaca trabajada de esta manera, no hay foto que explique el acabado de este pantalón), como me explicaban, esta mezcla había tenido un tratamiento llamado caotín, la verdad es que no sé mucho de textiles, algo entiendo, pero lo importante es que los pantalones negro gallinazo tenían un brillo y una textura únicas. Y la casaca… LA CASACA! Cuero, lamb skin (pobre lamb… pero dio su vida por una muy buena causa) increíble. Kaori tenía unos pantalones sacados directamente de los 60’s y un saco cruzado con aplicaciones por el que cualquier mujer moriría. El nivel de detalle era perfecto.

Toda la colección tiene esta onda, habla de nosotros. Habla de una ciudad en colores grises, habla de una ciudad de negros gallinazos y rojos gastados. Habla de los dorados de las antiguas ciudades americanas, los dorados de la arquitectura limeña, los detalles. 26 tenidas son las que trasladaron esa mezcla de universos a la ciudad de todos los universos. Sergio me comentaba que vivió un tiempo en el centro para poder impregnarse mejor de su espíritu. Y es que creo que es cierto, no es lo mismo pasear por una ciudad que vivir en ella unos meses. Comprar en la tiendita de la esquina, salir por un café en la tarde, usar el transporte público, esa es la mejor forma en la que se puede leer y asimilar el núcleo de una ciudad, sobre todo ciudades con tanta mezcla cultural como Lima.

Mientras caminábamos y conversábamos volteábamos cada cierto tiempo a checkear a Dusan y Kaori. Era curioso e incluso gracioso verlos arrinconados por cámaras, robaban la atención de todo fotógrafo que se cruzaba en su camino. En un momento pasamos por delante de la puerta de una desfile, Kaori y Dusan a una cuadra de distancia atrás de nosotros, justo cuando ellos estaban a punto de cruzar, llegaron Miroslava Duma y Kate Lanphear, fashionistas de pura sangre. Los peruanos compartieron flashes con ambas! Era una locura! Incluso un fotógrafo les pidieron permiso para poder hacerles un mini photoshoot.

El estilo es un punto clave para cualquier persona que trabaje en moda. La forma en la que defines la palabra y la interpretas es lo que va a definir tu propio estilo y tu propia identidad. Hay algo que rompió mis esquemas cuando hablaba con Sergio, cuando le pregunté cómo definiría su estilo me dijo que dejaba que la ciudad lo definiera un poco. Menciona que uno se viste de acuerdo a la ciudad. Esto es algo en lo que nunca había reflexionado, sin embargo es bastante cierto, la ciudad te dirige y te influencia. Él encontró su pasión por la moda en algo que todos hemos pasado de jóvenes, esos momentos en los que tienes un amigo en casa y te roba una prenda, Sergio dice que le encantaba prestar su ropa (cosa que personalmente DETESTO porque nunca la devuelven) pero él es un poco más desprendido. Y había algo que NO PODÍA dejar de preguntar, y es que como hombre es algo básico que preguntas cuando tienes a un diseñador de ropa de hombres contigo: “Qué prendas NO deberían faltar en tu closet?” Saquen lápiz y libreta y apunten: 1. un traje pinstripe (a rayas y azul marino), 2. saco sport a cuadros 3. saco azul marino 4. camisa negra o gris 5. pantalones grises (BÁSICOS) 6. oxfords. Tengo todos!

Creo que muy pocas veces he logrado conversar y aprender tanto en una conversación. Sergio es de las personas que le gusta hablar y explayarse sobre sí mismo y sobre su trabajo, tiene una forma interesante de ver la moda y de apreciarla. Cree en intervenir los espacios mediante la moda. Y es precisamente lo que hace, revaloró el boulevard del Hotel Marsano, la moda pacifica las áreas, las revitaliza. Qué bueno que disfrute caminar tanto como yo, siempre es interesantísimo compartir caminatas con un peruano fuera de Perú.

Bodyboard, comida Thai, Punta hermosa y Narciso Rodríguez. Creo que no hay mejor forma de resumir a Sergio.

Por último, gracias a Agua Cielo por hacer posible el viaje de Sergio al Mercedes Benz Fashion Week, sin este tipo de apoyo estos viajes y estas oportunidades no serían posibles!

 

6
Post relacionados

Comentarios

  1. Angel

    No hay nada mas lindo que una mujer sencilla. Una mujer sencilla que pueda vestirse como quiera sin temor del que diran.
    Me encanto Sergio super sencillo…

    Buen post Nick :)

    Reply
  2. Giannina

    Que chévere como escribes Nico, se te nota la pasión por la moda!
    Me encantó lo último, eso de que uno se viste de acuerdo a la ciudad. Creo que es cierto! No he viajado tanto como quisiera, pero he notado que fuera de Lima (no necesariamente fuera del Perú, incluso hasta en provincia) me siento más libre de vestirme de forma menos convencional y de hacer algunas combinaciones más osadas… creo que Lima es muy pacata… te miran raro si no estás “como todos”.
    Tema aparte… el look divino, pero no usaría nada que sea de origen animal… creo que la moda puede ser igual de intensa e interesante sin usar ningún tipo de pieles… cuestión de principios personales
    Saludos!

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>