Doc. Dockers.

Escrito por: NicolasRK
Dockers Fall 2014 (1)

En alguna ocasión hemos discutido y analizado el síndrome del oficinista estilo “uniforme de telefónica de los 90’s”, no? Si no recuerda, es ese problema que aqueja a muchos jóvenes que nos vemos atrapados en los códigos de vestimenta en la oficina de lunes a viernes y no tenemos idea qué usar además del traje cinco tallas más grande o los caquis con la camisa color Telefónica de los 90’s. Estos síntomas vienen acompañados de un extraño e inexplicable impulso por comprar varias prendas idénticas con el propósito de simplificar nuestra lucha diaria. Bueno, creo fervientemente que por fin hay una alternativa para las víctimas y viene de la mano de un laboratorio con años de experiencia en estos casos: Dockers.

Mi primer recuerdo de Dockers es un yo de 7 años obligado por mi señor padre a vestirme como él, con esos mini caquis súper anchos con el tiro super bajo que -para ser sinceros- odiaba. No que haya sido un skinny jeans lover a esa edad, pero tenía mis propios gustos. Desde ahí tuve un alejamiento con la marca hasta el año pasado, cuando inauguraron la tienda del Jockey Plaza en la que sentí una nueva onda al rededor de la propuesta; apuestas de color, una renovación en el fit y me convenció. Y la evolución se mantuvo constante desde entonces. La nueva colección me tuvo  -y Vane es testigo- como niño en juguetería, recorriendo todas las esquinas alucinado con los detalles en los pantalones, en los cuellos de las camisas, los forros me parecían increíbles, las chaquetas con capucha! Tenían esa onda urbana noventera súper cool que tanto se extrañaba. Para cualquier empresa lo primero es conocer a su mercado y Dockers ciertamente sabe que tanto yo como tú como yo y como cualquier limeño, somos un poco reacios y temerosos con la tendencia. Y sí, me incluyo. Todo demora en procesar y el ojo demora en acostumbrarse. Es parte de la vida. 

Precisamente con estos puntos en consideración, el espacio de Dockers está diseñado para llevarte de la mano, como los necios que somos, y enseñarte poco a poco cómo mezclar, cómo combinar y sobre todo, cómo comprar inteligente. No es necesario tener una guía de moda en la cabeza o un personal shopper a tu lado, la distribución de la tienda lo hace por ti para que entres y en 10 minutos tengas el outfit armado. Los hombres somos flojos para vestir y somos economizadores en cuanto a cantidades de ropa, una camisa que te queda bien y compras tres igualitas para intercambiarlas en la semana. No te hagas el loco. Bueno caballeros, déjenme decirles que con la migración masiva de españoles y su estilazo, la valla se ha puesto más alta y la competencia está dura. Así que creo que ya es momento de dejar ese traje con el tiro por la rodilla y buscar un elegante pantalón gris con un chaleco a cuadros y una camisa blanca. Complicado? Ya no.

No te asustes asiduo comprador de Dockers, tus piezas de siempre siguen en tienda solo que ahora también puedes darle un toque de modernidad a tu look de hace 10 años. Atrévete.

2
Post relacionados

Comentarios

  1. Maria

    ¡Me encantó el artículo! A veces siendo chica sufro el síndrome de comprarme 3 polos o blusas iguales (de la primera que me quedó bien) para el trabajo y sólo variar el color, a veces me pregunto si no soy un pata XD. Fuera de bromas, buenisima la recomendación, a mi hermano le encanta ese estilo de ropa así que ya nos estaremos dando un saltito por ahi :).

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>