Y que pase el 2013!

Escrito por: Vanessa
bautizo valentina

Qué tal 2012, pero qué tal 2012!!!

Empecé el año felizmente casada y el 13 de Enero supe que estaba maravillosamente embarazada, tremenda forma de empezar el año. Un mes después noté que algo empezó a pasarle a mi blog y oh sí, para Marzo descubrí que un virus se lo estaba llevando todo. Perdí mi blog, todo lo que había escrito por cinco años se fue al tacho e hizo que me cuestione seriamente si debía volver a empezar, si debía tratar de recuperarlo aunque todos me decían que era imposible, si debía dedicarme a otra cosa y yo sólo sabía que debía dejar de llorar. Lloré mucho la verdad, mi blog es como un hijo, es mi trabajo, mi hobby, es gran parte de mi vida y verlo desaparecer, que ni siquiera exista en internet fue muy duro.

Al poco tiempo me mudé de casa.

Y decidí que no me rindo pues, que tenía que existir alguna forma de recuperarlo y poco a poco lo he estado haciendo, por eso si en Facebook ves un “Recuperando el blog” es que estoy reposteando aquello que desapareció, se que a muchos no les gusta pero creo que es justo y necesario. Son 5 cinco años de escribir todos los días dos o tres veces al día!!! Eso hizo también que mis prioridades cambien. Mis posts super largos y extensos tuvieron que reducirse para poder dedicar mis horas a re postear el pasado. El pasado es el pasado, sí, pero es mi activo, el resumen de mi vida durante estos años y ahí se encuentran los fundamentos de Serendipity, no los puedo dejar pasar.

Me dediqué y me sigo dedicando aún a recuperar el pasado pero el presente y el futuro ya van tomando forma y todo vuelve a la normalidad, gracias a Dios.

Mi esposo cambió de trabajo.

Pocos meses después me vi en este gran y nuevo cuerpo, con nuevas necesidades (como dormir, dormir mucho) y con un dolor de espalda tal que es lo único que realmente me ha molestado durante todo ese proceso. Decidí que quería llevar mi embarazo lo más “en mi casa” posible y así lo hice. Me di el gusto de disfrutar esta etapa con mi esposo, en mi hogar de pony, tal vez el próximo lo haga en las calles de Lima y con muchas salidas sociales y muchas fotografías pero este lo viví tranquila, como quería.

Luego tuve una hermosa bebé. No fue parto natural como esperaba si no que tuve una cesárea, eso requiere de reposo y más tranquilidad. Y ella vino a cambiarme la vida. Tengo la bebé más buena del mundo, desde el segundo mes logré hacer que duerma toda la noche!!! Y me volví su fan número uno, una mamá feliz y chocha de la vida y con ella nació una nueva responsabilidad: La lactancia. Que es todo lo hermoso y maravilloso que dicen, que no me puedo quejar porque mis lolas están en perfectas condiciones sin heridas, venas marcadas, estrías ni nada por el estilo, que mi bebé come feliz y la he engordado maravillosamente pero, que dar de lactar es una chamba aparte. Porque se le da todo lo que quiere, cuántas veces quiere y como quiere, y si no tienes descanso post natal para dedicarte a tu hijo al 100% si no que debes trabajar al día siguiente, la cosa se complica porque en mi caso, debía dar de lactar con una mano y con la otra responder sus mails y escribirles. Conversaba con unas amigas y llegamos a una conclusión, no soy esclava de la lactancia, la lactancia me encanta pero soy esclava de la leche.

Tengo la suerte de que más allá de mis cosas, es decir, de mi trabajo, la lactancia se me ha dado súper facil y tengo leche para dos, literalmente, doy de comer a dos bebés porque después de dar de lactar puedo extraerme leche como si nada y es lo que hago. Valentina comparte su comidita y eso me hace inmensamente feliz. Pero no me puedo alejar de mi hija (ni de mi extractor) por más de cuatro horas porque todo empieza a doler. Porque cuando me baño o me agacho puedo rebalsar, porque no me puedo ir a dormir libremente sin extraerme al menos unas 12 onzas para despertarme temprano y repetir lo mismo, porque salir a un cocktail es todo un tema y  mi salida no puede durar más de dos horas, y mi cuerpo ha cambiado y el tamaño de mis pechos da risa porque no es el pecho redondito y bonito si no que es aaaaaamplio, abundante y pesado, una cosa loca y mi ropa se limita a blusas abiertas con tops debajo para que den más “soporte”.

He tenido que aprender a vivir con esto y quiero hacerlo hasta que Valentina cumpla los seis meses. Esa es mi intención, no se si cuando llegue el momento quiera extender la lactancia un par de meses más pero por lo pronto, esa es mi intención, claro, congelo leche para que ella tenga por mucho tiempo más pero en un intento de llevar una vida más normal eso es lo que quiero hacer. Y es un tema muy personal, propio de cada mujer.

Y el sábado, con un planeamiento de apenas dos días bautizamos a Valentina. Conseguimos espacio en una Iglesia en La Molina y sin mucha vuelta que dar organizamos todo y mientras yo me dedicaba a ella mi esposo maravilloso se encargó de todo, pero de todo. Fue algo chiquito, familiar, pero celebramos de darle este primer sacramento a mi gorda bella con mucho amor.

Y así despido este año. Con muchos cambios personales, laborales y físicos. Este año ha sido muy pero muy fuerte y he tratado de llevarlo con gracia y la frente muy en alto. He cambiado, no soy la misma y no pretendo serlo, no tendría sentido querer ser la misma de hace dos, tres o cuatro años atrás cuando he vivido tantas cosas nuevas y me encantan. Trato aún de lograr ese inteligente balance que tenga a todos contentos, esposo, hija, familia, amigos y trabajo y en interín, trato de ser una mejor versión de mi misma, de no perderme en el camino y ser siempre una mujer feliz, porque ya sabes lo que dicen, si mami está contenta…todos estamos contentos, ja!

Y eso es lo que quiero para ustedes, que este 2013 seamos las mejoras personas que podamos ser, que logremos encontrar la felicidad en lo más simple así como en lo más complicado, que logremos metas y concretemos sueños, que seamos las mejores versiones de nosotros mismos.

Para todos, un muy feliz 2013.

Vane.

15
Post relacionados

Comentarios

  1. Diana

    Vane, preciosas palabras, y como has podido sintetizar tu 2012. De corazón, deseo que tu familia siga siendo bendecida el año que viene ya ahorititita en unas horas. Feliz año nuevo para todos! y ruego a Diosito, para que a todos nos vaya bien. Un abrazo fuerte, para una mujer más fuerte aún. Te admiro mucho.

    Reply
  2. Claudia

    Q hermoso post, me parece muy humano y sentimental… Finalmente estas fechas nos permiten hacer este tipo de reflexiones… Sigue disfrutando de la vida y que, como dices, sigas siendo feliz en tu vida… Con todo lo q implica vivir… Feliz 2013

    Reply
  3. Rossmary

    Vane ha sido un post precioso , escrio con mucho sentimiento y de manera sincera , como todo o que escribes , increible como has sintetizado tu año 2012 . solo me queda desearte un maravilloso 2013 para toda la familia hermosa que tienes , que tus sueños y metas se cristalicen y mucho crecimiento espiritual , que te sientas feliz y plena . Deja de tratar de complacer a todos , sientete feliz y vas a ver como todo se alinea , tu amor y felicidad será notado y compartido con tus seres queridos. Feliz y estupendo 2013 !!!

    Reply
  4. Malena Lavado

    gracias por compartir tu vida con nosotras …nos das fuerzas e ideas para seguir adelante … gracias … Mujer Batalla!!!!!

    Reply
  5. Marle

    Yo tenia el mismo problema lechero….solución protectores mamarios… no te quejes Vane, lo que uno se ahorra al no pagar leche artificial

    Reply
  6. Charito

    Felicitaciones Vane, por estar logrando una lactancia exclusiva….mi gordo ya tiene 9 meses y medio y hasta el dia de hoy lacta y cero biberones porque no los acepto jamas…ya te imaginaras lo sacrificado que ha sido…pero al mismo tiempo la satisfaccion como madre mas grande que he tenido….como bien dices depende de cada mama y es respetable….Feliz 2013 Vane!….bendiciones para tu familia :)

    Reply
  7. MARIA TERESA

    Vane, que extraño. Llegué a tu blog por pura casualidad, por un tema muy simple que estaba buscando. Pero me encanta leerte. Porque cuando te leo es como si leyera a una amiga lejana y cercana al mismo tiempo. Porque muchas de las cosas que vives ya las viví o las estoy viviendo. Muchos éxitos para este 2013 y bendiciones en tu hogar.

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>