Una navidad sin Papá Noel

Escrito por: Vanessa
La vida de Serendipity

(foto descaradamente robada del Instagram de mi esposo, que lo pueden seguir acá)

Y era lo que me temía. Mientras estuvimos en casa, los figurines de Papá Noel, los muñequitos en el árbol de Papá Noel, la bota de tela que cuelga en de una manija y el frutero también, todo lo relacionado a Papá Noel estaba más que bien, encantada de la vida le llamaba Santa, Santa Claus, Papá Noel (PapaÑoé en su lenguaje) y mil maravillas más.

Claro, el concepto o la falta de concepto de que este amigo gordinflón vestido de invierno en pleno verano y con una barba intimidante trae regalos o no, es ahora irrelevante. A los dos años todo el tema del Polo Norte, del Trineo, los renos, la carta, el plato con galletas, la chimenea que no tenemos, la lista de regalos, que te portes bien, que si no no hay Santa y más variantes en el repertorio de cada madre son innecesarios, a los dos años él es Papá Noel y ya.

En casa, todo bien, lindo amigo de rojo que ves por todos lados. Hasta que lo viste en la vida real, lo viste en Wong. El primer Ho-Ho-Ho que esuchaste en vivo y en directo aceleró tu corazón e hizo que voltees la cara más rápido que cuando escuchas abrir un chocolate.Y ay mi madre, tu cara fue rápidamente de espanto. No mami no, saltando el cochecito de Wong para treparte a mis hombres y gritar como quien le gritaba a Lola “Corre mami, corre”, fue de película. Mamos mami, mamos.

Santa, Papá Noel, o quieras llamarlo nos miró, se acercó suavemente como quien no quiere causarte más terror pero como quien quiere darme algo de calma y me pregunto, qué edad tiene. Le dije que dos, me respondió que es muy pequeña, que a los tres todo será mejor.

A los pocos días volviste a Wong con papá (¿cómo es no?, por más que una se organiza y hace las compras de la semana, de la quincena o del mes tratando de ahorrar la vida para no gastar más de lo debido en ajos, detergente y desinfectantes, cuando eres papá siempre terminas yendo a Wong al menos un día sí y el otro también, que para el caso hace el papel de Disney o de un parque de entretenimiento para ambas partes, seamos honestos, y hasta me atrevería a confesar con riesgo a quedar como una madre poco creativa que muchas veces el highlight del día fue ir a Wong porque justo se acabaron las bolsas de basura y como mamá lo sabe todo, sabe que las bolsas de basura que venden en Wong son mejores a las de Plaza Vea y a las del mercado, ¿o no?), te decía, a los pocos días volviste a Wong con papá y la escena fue más o menos la misma. Trepada sobre su cabeza como gato y con ojos congelados por el terror le susurraste “Corre papi, corre”.

Quise llevarte a ver el árbol, el tren, los duendes y toda la hermosa (porque estaba hermosa hermosa) parafernalia navideña que Claro instaló en el Jockey Plaza pero no he querido traumarte (más). Ni muerta te someto al mundo de los ayudantes del buen Papá Noel a costas de causarte algún trauma festivo. Ya bastante tenemos con el hecho de que no le tengas miedo a volver a Wong y le agarres camotes a Totus (Tutus, como le dices tu).

Este no fue el año de Santa y no se si el próximo lo sea, no por el temor a crezcas con mentira blanca de que los regalos vienen de un lugar mágico si no porque no quiero que te la pases escapando de Papá Noel en Papá Noel.

Por lo pronto, esta fue tu primera navidad sin Papá Noel. Con dos añitos fuiste más consciente de todo, estuviste tu buen tiempo despierta y disfrutaste más que nada, abriendo cada regalo que recibiste. Y yo disfruté como tu fan número uno de mirarte, y contemplarte con cada gesto tuyo (porque hasta los de miedo los viví pegadita a ti).

10
Post relacionados

Comentarios

  1. Malena

    Pobre Vale!! Al menos no les tiene miedo a los muñecos y todo lo demás de Papa Noel. Mi sobrina a los 2 años le tenía terror a un papa noel que si le apretabas la panza, temblaba y se reía. A partir de los lo amó! Son cosas de la edad, haces bien en no traumarla acercándola a más cosas. Poco a poco vas a ver que se irán divirtiendo.
    A mis sobrinos que ya están por cumplir los 5, desde los 2 incluso les decimos que Papa Noel reparte los regalos ayudando al niño Jesucito y que es el nacimiento del niño Jesucito lo más importante de la navidad, y que como él los quiere tanto manda a Papa Noel con regalitos y a saludarlos. Es una manera de juntar ambas cosas y así ellos se emocionan tanto en armar el nacimiento (y parar destapando al niño antes de tiempo “para que pueda respirar”) como con papa noel. Los miedos a los seres raros disfrazados pasan con la edad y con no exponerlos demasiado a ellos cuando aún no están listos ;) verás que la próxima navidad vas a tener una pulga saltarina emocionada con todo :)

    Reply
    1. Malena

      Error de dedo, mi sobrina a partir de los 3 años se reía la vida con ese papa noel, y antes de los dos también! Pero verás que ya se pasará y será feliz sin sustos de esas cositas :)

      Reply
  2. Victoria

    Lindo post….mi bebita con 8 meses también le tiene miedo a Papa Noel y es verdad no hay que exponerlas ni generales traumas…feliz año a ti y tu linda familia :)

    Reply
  3. Alexandra Manosalva

    Yo tengo una Valentina también pero de 3 años, le gusta todo lo navideño pero de ahí a acercarse a Papa Noel de wong o las cosas navideñas de jockey, pero ni aunque le traigan todos los regalos. Yo decidí no obligarla y que ella decida cuando quiera, cualquier año, así sea a los 15 acercarse y experimentar en esto. Qué bonito ser mamá y tener la suerte de experimentar con estos seres chiquititos todas sus emociones.
    Feliz año para ti y tu hermosa familia, Vane! Suerte!

    Reply
  4. maju

    Así fue mi hija el año pasado, terror con Papa Noel. Pero ahora que tiene tres, si se ha tomado cincuenta mil fotos con Papa Noel, los duendes y muñecos de nieve, es poco. Fue la más emocionada al abrir los regalos, y hasta HB tuvimos que cantar (con torta incluida), porque era cumpleaños que “pequeño Jesús”. Son etapas, nos toca acompañarlos en sus miedos e ilusiones.

    Reply
  5. kristal m. calderon

    Jajaja awwww morí de ternura, no tengo hijos pero si recuerdo cuando mi hermano menor (al que le llevo bastaaantes años) también huía de Papa Noel. Este post fue hermoso. ;Feliz año!

    Reply
  6. Zuniana Soto

    Que tierno.
    De hecho me hace recordar a la mía cuando tenia 2 Anitos y medio la tuve que sacar de una sala de teatro porque la pobre quedo impactada cuando vio al lobo de la caperucita…ahora que llegó a los 4 se ríe y disfruta descubrió los disfraces y le encantan. Papanoeles, y disfraces mas a partir de los 3 añitos .

    Reply
  7. Ayme Proaño

    Gracias por compartir…mi nena tiene casi tres meses…y nunca pero nunca se me hubiera ocurrido pensar en el miedo a Santa. ¡Felices fiestas!

    Reply
  8. Jimena

    Ya superará el miedo. Pero aprovecha para que crezca sabiendo que es un cuento divertido, pero no una realidad y que sólo es tema de películas eso de que sin Santa ya no habrá más Navidad en el mundo. Navidad es Jesús, se profese la religión que se profese. Es la verdad. Es una fiesta cristiana. Y para mi, la mejor y más bella.

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>