La casa de la abuela

Escrito por: Vanessa
con el abuelo

Abue, hace semanas que quería escribirte para contarte esto, pero creo que no encontraba la fuerza necesaria para contártelo bonito. Al poco tiempo de que te convertiste en un ángel que busca tesoros de chocolate en el cielo (como dice Valentina), tal como quisiste, se vendió tu casa.

La gran casa familiar que conocía, donde pasé mis 37 navidades, de muchos cumpleaños, bautizos, celebraciones y fiestas con quinceañeros, en esa casa hemos celebrado bodas y se han hecho conciertos, tantos almuerzos, tantas búsquedas de huevos de chocolate cuando éramos chicos, domingos de pastas, chocolate caliente, helados caseros y tostadas con mantequilla. Tantas quedadas de dormir, tantos recuerdos en cada, pero en cada esquina.

Abue, no tienes idea cómo se me rompió el corazón en millones de pedacitos, llorar por la pérdida de la casa fue como la continuación de tu muerte. Marcó el fin de una era, de alguna forma no tener más tu casa, con tus cosas, con tu olor, tus muebles y con tus recuerdos a flor de piel, significaba que te perdía aún un poco más, significaba que es un hecho, ni tu ni el abuelo están más entre nosotros. Ahora, ambos andan de la mano por el cielo a la caza de tesoros de chocolate, mirándonos desde las estrellas.

Quise ir mil veces a despedirme de tu casa pero nunca parecía el momento adecuado, hasta que un domingo por la noche trepé a Valentina al auto y nos fuimos para allá, sin querer, más tíos y primos habían decidido lo mismo y de alguna forma hubo una pequeña reunión familiar. Y me despedí. Y lloré como una niña y fui a tu cuarto a tu cama a tu virgencita sobre la cómoda, y les pedí que me dieran toda la fuerza del mundo y la sabiduría para entender.

Hoy, después de algunos meses, lo entiendo. La familia ha comprado una nueva gran casa, sabes? Con un jardín lindo, muchos cuartos y rincones por explorar. Valentina tiene su cajón mágico donde sabe que siempre hay un tesorito que le mandas desde el cielo. Es la casa para Valentina y para toda la nueva generación de bisnietos que se te viene abue.

Es una nueva casa, y sabes qué, está bien. Me gusta. Está bien volver a comenzar. Está bien cerrar un libro para empezar a leer otro. Está bien, porque no te has ido aunque ya no estés, no te has ido, tengo tu hola amorcito con el que siempre me respondías el teléfono grabado en el oído, tengo tu mirada, tus manos, tu sonrisa y todos, todos los recuerdos tatuados en mi corazón, no te vas a ningún lado. Como si fuera poco, tengo tus guantes, tus anillos y tu sala. Tengo parte de tu casa en mi casa, así como tengo nuestra vida juntas en la retina.

Está bien dejar ir, está bien volver a comenzar. Hasta más ligerito se siente uno cuando logra dejar ciertas cosas atrás. Tu siempre lo supiste y siempre me lo dijiste: Si Dios quiere que pase, pasará. Todo pasa. Total…sólo se trata de volver a empezar.

Gracias por toda una vida entera abue, estoy segura que desde allá descansas, nos miras, nos cuidas y estás al tanto de todo, como siempre. Sé que estás bien, y ahora ya entendí que nosotros también estamos bien porque nunca te vamos a perder. Te amamos.

cumple donde la abuela la casa de la abuelala casa de la abuela 1

 

10
Post relacionados

Comentarios

  1. Elena

    Seren, que lindo lo que escribes, perdi a mi abuelita hace poco menos de un año y a mi a abuelito 7 meses despues, justo el dia de mi cumpleaños, y es super dificil llegar a entender que fisicamente no estan mas en ese lugar donde se vivieron tantos lindos momentos, no pude evitar las lagrimas, y es verdad cada vez que miro al cielo se que ahora estan juntos cuidandonos y siempre en mi corazon!

    Reply
  2. Myriam G.

    Me hizo recordar a la casa de mis papás. Lindos recuerdos y los expones de tal manera que uno se siente identificada. Te felicito por la forma como escribes esto y todo lo demas. Siempre te sigo. Espero que no dejes de hacerlo.

    Reply
  3. Adela Colòn

    Vane, que lindo post, los abuelos son lo mejor del mundo, puedes refugiarte en ellos cuando algo te pasa y es muy doloroso no tenerlos y ese….como me hubiera gustado que mis abuelos estuvieran aqui siempre lo evocamos cuando pasamos algún momento lindo….

    Reply
  4. Gab

    Vaaaaane, me hiciste llorar. Gracias porque esto tb me ayuda lidiar a mi con una pérdida que tengo en el corazón. Hermosas palabras.

    Reply
  5. cecilia

    llorè, me emocionè al leer lo que has escrito Vane….me hiciste recordar a mi mami…el sentimiento es el mismo …ellos en el cielo felices y viendo que nosotros tambien seamos felices. besos de chocolate.

    Reply
  6. monica

    yo también tuve la suerte de tener unas casas preciosas de mis abuelitas, aún no puedo procesar la pérdida, en mis familias está pendiente todavía el proceso…sin embargo yo creo que es algo por lo que todos vamos a pasar…lindo post…(como se parece tu abuelita a ti)

    Reply
  7. Susan Flores

    hace un mes perdí a mi abuela paterna — con la que mas relación tuve … y me haz echo llorar … pasaba una película en mi mente de todas las cosas que pasé en su casa …gracias

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>