Comiendo fuera con niños

Escrito por: Vanessa
Captura de pantalla 2015-08-24 a la(s) 14.53.25

Desde que Valentina era chiquitititita hemos tratado de ser una familia todo terreno, de incorporarla a nuestra vida y a nuestras actividades, y si bien tener un hijo te cambia la vida para siempre y por siempre, queremos seguir disfrutando de esas cosas que tanto nos gusta hacer sin más miedos que los medianamente normales de todo familia primeriza.

Desde los 6 meses la hemos llevado a pasar fines de semana fuera de casa, al campo, a la playa (aunque pasamos un fin de semana en campers, me falta la de ir de campamento!), y obvio, hemos salido mucho, mucho a restaurantes también porque es algo que su papi y yo disfrutamos hacer en familia.

Hace poco leía un post en Facebook sobre cómo debe ser la cosa cuando los papás salen a comer con chicos porque claro, no es lo mismo para una familia con niños salir a almorzar, que para una pareja romanticona que quiere conversar en voz bajita y a la luz de la vena. Es más, con la mega explosión gastrónomica que tenemos en nuestro país, hay restaurantes especialmente pensados para los más sibaritas, foodies y críticos de comida que hace que sean lugares no apropiados para cuando uno llega en mancha. Pero de la misma forma, hay opciones geniales también para toda la familia.

Creo que hay lugares y horarios, además de algunos tips que a mi me funcionan sobre nuestra propia experiencia al salir a comer con chicos (y es que no solo salimos con mi hija, si no con los sobrinos y pues sí, a veces somos bastantes y ruidosos). Por ejemplo, no se me ocurre llevar a mi hija de tres años (PRONTO!) a probar el menú de degustación de Central, no hay forma, si no que le damos prioridad a aquellos que sean más orientados a la familia.

  • Prefiero siempre los donde haya cierta predisposición hacia los niños (así sé que los meseros no nos mirarán con cara rara), elegir un restaurante adecuado es básico, especialmente porque hay mucha diferencia en salir con un solo niño, que cuando vamos en mancha con amigos y sus hijos también.  Por ejemplo el Olive de Chacarilla nos encanta porque tienen globos para ellos, papeles para que jueguen y pinten así como un menú especial para niños, así que vamos a jugar en la mañana al parque y de ahí, saltamos al Olive y listo , plan para toda la mañana sin ir muy lejos de casa.
  • De todas maneras, cuando salimos a comer los fines de semana, algunas recurro al menú infantil, mientras que otras tantas, sé que va a comer lo mismo que yo o lo mismo que su papi -además que me gusta mostrarle más opciones para que ella pueda elegir y conozca así nuevos sabores, presentaciones, etc…- así que me pido algo que podamos partir entre dos (aunque sé que probablemente ella no comerá más de tres cucharadas).
  • Vamos temprano, literalmente, entre 12.30 y 1pm ya estamos en el lugar sea como sea. Así podemos elegir la mesa que más nos guste y nos atienden más rápido.
  • Una vez que llegamos y pedimos lo que vamos a comer, me llevo a Valentina a dar una vuelta por el restaurante, al baño, a que lave las manos, a explorar un poco por ahí cosa que no se tiene que sentar 20 minutos esperando que llegue el pedido, si no que la entretengo antes y nos sentamos cuando todo está por llegar.
  • Ese día no pretendo infundirle a mi hija los principios y fundamentos de una alimentación sana y balanceada, eso lo hago todos los días en casa (por favor, se aceptan todos los trucos para que me acepte mejor las frutas!), cuando salimos a la calle prefiero darle lo que le encanta, lo que pueda comer sola y la mantenga entretenida. Tenerla entretenida por más de una hora en la mesa es uno de los objetivos ;) así como darle esa sensación de independencia.
  • Pero los modales son los modales y una vez que empezamos a comer, la trato como una personita que todo lo entiende. Tu plato de pan es el de la izquierda, ¿cuál es tu mano izquierda? Limpiate con la servilleta, no arrojes nada al piso…en fin, la tratamos con mucho respeto y le ponemos las mismas reglas y límites (con un poco de flexibilidad, claro) que la hagan sentirse integrada y eso es algo que ella disfruta mucho. Ella quiere ser parte de todo, no quiere un trato especial sobre todo porque está en una etapa en la que “ya no soy una bebé mami, ya soy grande”, realmente disfruta y entiende, ella sabe perfectamente qué cosas se pueden hacer en la mesa y qué no.
  • Al comienzo, cada vez que salíamos a comer pedíamos lo suyo primero, que su plato llegue primero para que no se aburra, no tenga hambre y se entretenga, pero ya aprendí que eso es un error porque si ella come primero, luego, cuando llega nuestra comida, ella ya terminó y solo quiere jugar, así que plancha quemada.
  • No la llevo a su hora punta de hambre si no que trato de que ya tenga algo en la panza de antemano para que luego puedo integrarse al grupo y que coma junto con todos los demás.
  • No pretendo que acabe su plato, si no que trato de asegurarme unos buenos primeros bocados, a veces para ella eso es más que suficiente. Tampoco hay drama si se ensucia (manos de tallarines rojos en el polo?) pero siempre siempre siempre debemos limpiar luego de ensuciar
  • Ya no suelo andar con un maletín de ropa extra, tan solo meto wipes a mi cartera y listo, los wipes lo pueden todo ;)
  • ¡Nunca nos olvidamos del postre! No porque seamos recontra dulceras (bueno, sí) si no porque es lindo saber que toda esta experiencia termina con un broche de oro, es su premio por portarse bien el fin de semana y la previa a, mañana es lunes, volvemos a la rutina.
  • No tiene mucho que ver con el tema pero los domingos tratamos de estar en casa máximo 6 de la tarde para ver una pela en familia, comer canchita, bañarnos y en general, bajar las revoluciones para prepararnos para una nueva semana. Y así, soy una #FanDeLasRutinas aunque mi gorda ya vaya a cumplir tres añitos!!!

olive garden

Esto es más o menos lo que me funciona a mi, probablemente tenga mucho qué mejorar pero no quería dejar de compartirlo con ustedes y por favor, dejen acá todos sus consejos y trucos mágicos para los fines de semana, ¡todo se agradece!

5
Post relacionados

Comentarios

  1. Erika

    Hola Seren!! tengo dos mellizos de 5 años, y si mi esposo y yo amamos ir a restaurantes!! y aunque no hemos renunciado a eso, cuando nacieron mis peques, si hicimos cambios, tratamos de ir a los restaurentes a almorzar y no en la noche, a menos que estemos de vacaciones asi, los niños pueden aguantar más tiempo por uqe en la mañana se despiertan más tarde. por lo demás hago todo lo que cuentas, menos eso de explorar el restaurante antes de que venga la comida por que como imaginarás con dos peques, es una locura, asi que nos sentamos en la mesa y trato de entretenerlos con dibujos o cosas….. (se aceptan más tips al respecto :) )gracias a Dios no son muy traviesos, pero son niños al fin y al cabo asi que igual que tu trato de ir a restaurantes kids friendly :)

    Reply
  2. Isabel

    Me gusta tu rutina. Me parece amigable con tu familia, tu enana preciosa y con los demás comensales. Yo no tengo niños, pero he salido con algunos sobrinos, ahijados, etc y debo ser sincera hay lugares para almorzar y cenar donde llevar a los niños (que además son inquietos) solo incomoda a todos los demás ( y supongo que los papas consientes tampoco la pasan bien), así que en eso estoy de acuerdo contigo “No todos los lugares están hechos para ir con niños”.
    Punto aparte, el truco de pedir y llevarte a la nena a realizar otras actividades mientras llega el pedido y el del postre para premiar un buen comportamiento me encanto. No se me hubiera ocurrido, creo que lo que siempre hacemos, es pedir primero lo del niño y tienes razón, ellos acaban más rápido y luego hay que corretearlos y además es importante premiarlos cuando se han portado bien en un lugar publico.

    Reply
  3. Erica

    Me gustó esta nota; yo tengo un bebé de seis meses y desde los tres que lo empezamos a sacar lo llevamos a todas partes. Claro que con un bebé es un poco más sencillo pero nos gusta la idea de que se vaya acostumbrando desde ya a ser parte de nuestras actividades y así poder retomar las cosas que nos gustan, las salidas a los restaurantes, el cine, teatro, museos y, sobre todo, los viajes, esta vez como familia. El fin de semana lo llevamos a ver una obra teatral para bebés de 1-3 años en La Plaza (me encanta que haya estas opciones para que desde pequeñitos vayan familiarizándose con el arte), y luego fuimos a almorzar a La Trattoria; no es que recomiende este lugar para ir con niños, es más, entramos con cierto temor pero vimos que había otra familia con niños y felizmente nuestro bebé se comportó muy bien ;) El Kilimanjaro también es una buena alternativa para que los niños se distraigan; supongo que deben haber más opciones como esta orientadas a la familia…sería interesante conocer más alternativas. Y los tips que mencionas me parecen precisos, ya los aplicaremos en su momento.

    Reply
  4. Ana

    Muy buenos consejos, lo de darle un paseo en el restaurant para distraerla mientras llega la comida es un gol ahhh :) lo aplicaré con mi Luanita, tiene 2 años y medio, lo del postre me encantó.
    También aplicaré la rutina de los domingos para no sufrir los lunes.
    Gracias Vanessa
    ;)

    Reply
  5. Katerine

    Hola,

    Mi familia (mi esposo, yo y mi pequeña Valentina de dos años) tenemos una rutina muy parecida a la de tu familia de días domingos. Me funciona muy bien eso de explorar el restaurante antes de la llegada de los pedidos, aprovecho en llevarla al baño, pues esta empezando a dejar los pañales, así como a lavarnos las manos. Algo que tomaré de tus tips es acoplarla más a los modales, pues aun tira ciertas cosas al piso.
    Seren, se que cada familia cuida al máximo su intimidad, pero la verdad es que nos ayudas muchísimo cuando publicas cosas familiares, algunas nos identificamos contigo, otras veces aprendemos cosas, otras podemos tener costumbres distintas (pero la riqueza del mundo es precisamente la diversidad y es lo que debemos de enseñar a nuestras peques), pero me encanta que nos cuentes cosas.

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>