7 cosas que me vuelven loco de Vanessa

Escrito por: Vanessa
La vida de serendipity

Vane y San Mateo vienen trabajando desde hace unas semanas en esta campaña sobre su lado auténtico, que motiva a las personas a ser más fieles a su esencia, lo que a su vez la ha inspirado – y a mi también- a sacar posts con un enfoque más sincero. Así que aprovechando, encontré que se trata de la excusa perfecta para escribir y meter mis manos en su blog,  le dije “Amor, ¿y si yo escribo sobre siete cosas que me vuelven loco sobre ti?” y me miró con algo de desconfianza, y al mismo tiempo con curiosidad. “¿Siete cosas? ¿Tantas?”

Así que empezamos! No vale picarse, este es uno de los lados más auténticos de Vane:

1.- Nunca termina su café. Se prepara unas tazas enormes de café, que va tomando por sorbitos a lo largo de una hora. Siempre queda la mitad de la taza en alguna esquina de la cocina, hasta quedar completamente fría, taza que termino recogiendo y dejando en el lavatorio solo para verla entrar a la cocina con cara de que quiere prepararse otro cafecito. (Descafeinado, últimamente).

2.- Se demora 20 segundos en empezar a hablarme cuando la llamo por teléfono. “Alo, amor?” y tengo que escuchar los últimos detalles de su conversación, réplicas, listas de compras, conversaciones con Valentina, etc hasta que “Hola cielo, dame un ratito”. O yo tengo el pésimo timing de llamarla precisamente cuando está en mitad de algo, o el teléfono timbrando le recuerda que tiene algo que coordinar en ese momento, la cosa es que mi llamada urgente para coordinar algo, tiene siempre una “previa”.

3.- Mi comida. Se come mi comida. Basta con que me prepare un sandwich, una tostada, un wrap, cereal, un pedazo de fruta, una sopa, lo que sea. Basta que me siente frente a la TV, terminando el día, tras un denodado esfuerzo por relajarme y dejar atrás la hora y pico de tráfico que me toma regresar a casa, basta que abra mi boca para dar ese primer bocado, ese play de honor… ella me quita lo que sea que tengo y se lo come. Me roba el play de honor. Con TODO.

4.- Me cambia las cosas de lugar, y luego actúa como si siempre estuvieran donde ella las pone. Cada 6 meses mi esposa reorganiza todo. Le entra la súper organizadora que lleva dentro y me cambia todo de lugar. Cuando abro un cajón y no encuentro lo que busco, y pregunto dónde está eso que por medio año estuvo siempre en el mismo lugar voltea, más fresca que una lechuga, y me dice que está en el cajón de siempre.

5.- Me come con sus ojos. No necesita interrogarme. Me mira, y lo hace con esa carita inocente que no busca interrogarme, pero con esa mia de “Ya lo sé. Ya sé que te empujaste una hamburguesa a la hora de almuerzo y no la ensalada que te tocaba, y nada de lo que digas podrá salvarte”. Me mira, y no dice nada. Y yo confieso, como reu torturado.

6.- Igual al punto 3 pero con cualquier cosa helada que me sirva. Así como cuando te mueres de sed, le preguntas “Amor, te traigo algo?” y dice “No, todo bien”. Te sirves lo que sea helado y te quita el vaso, botella, etc. Así. Y si quieres tomar cualquier cosa con azúcar, te la reemplaza por una botella de agua. Hidrátate, dice.

7.- Es alérgica a las mañanas de Domingo. Tiene que salir de la cama, tiene que salir temprano, y tiene que ir a hacer algo. Con todos. Como familia. Y encender la TV no cuenta. Al parque, al pentagonito, a la playa, al club, lo que sea, pero fuera de casa. Valentina y yo la miramos mientras nos arrea y nos saca de nuestra modorra, mientras en silencio planeamos nuestras venganzas.

Y creo que podría seguir y seguir.

Sin embargo me hace mucha gracia que mientras más escribo sobre cada cosita que me vuelve loco sobre ella, me sorprende la manera en la que son esas pequeñas cositas las que también me mantienen enamorado de ella. Porque son precisamente las cositas que la hacen tan real, tan genuina, auténtica, tan Vanessa. Como su manera de cucharear la olla de arroz chaufa y nunca servirse un plato, o su forma de usar el mismo buzo cuando no quiere ponerse nada de nada y solo quiere estar sola en casa.

Porque también sé que no solo deja su café en la esquina, pero me prepara uno a mi sin que nadie se lo pida. Si se demoras en contestarme es porque su vida no se detiene, se encargas de que así sea y tiene el gran mérito de fabricar su trabajo, ser su propia jefa, y eso me llena de orgullo. Si se comes mi comida o se toma mi bebida lo hace para luchar contra mi panza, y si le confieso todo solo porque me mira, es porque me encanta la idea de que sepa todo lo que hago cuando no estoy con ella, porque la mejor parte de mi día es cuando estoy con ella. Y si nos saca de la cama los domingos, es porque cree que una familia unida es una familia unida en actividad, y no haciendo zapping por la mañana, y lo agradezco, y también creo en eso aunque sea víctima de la flojera con mayor frecuencia que ella.

Así que sí, es cierto, me vuelves loco Vanessa. Me vuelves loco. Y si de mi depende, sigue volviéndome loco toda la vida. Trato hecho?

José.

16
Post relacionados

Comentarios

  1. Pamela Silva

    Jajajaaja Parece que mi esposo lo hubiera escrito!!! sobretodo lo del cafe y lo de comerme su comida!!! Felicitaciones, son una linda familia.

    saludos!!

    Reply
  2. KARLA YAMUNAQUE MAYA

    Que lindo!! Es lo máximo cuando llegas al punto que amas todo de tu pareja: manías, defectos, virtudes y de todo ello rescatas lo mejor… felicidades por una gran familia!!

    Reply
  3. Teresa

    Ohhhh… qué lindoooo!!!!! pocos hombres son tan valientes de decir esas cosas en público!… qué bonita familia tienen!

    Reply
  4. Alejandra Landa

    Wowwwww! Me encantó! Son y serán siempre una familia unida porque todos van por el mismo camino. Dios los siga bendiciendo a los cuatro y sobre todo mantengan ese espíritu tan genuino. ¡Un fuerte abrazo!

    Reply
  5. Sandra Mendez

    Lo maximo este post …me parece adorable! Y no pude evitar sonreir mientras lo leia al recordar y pensar en las cosas que le deben volver loco a mi amorcito jajajaja pero al final no hay como ser autenticos :)

    Reply
  6. Marita Osorio

    Vane que lindo, este chico te quiere y te quiere de verdad!!! También es su mérito porque las personas que nos quieren con nuestros defectitos ó manías lo hacen porque son sensibles a la esencia de las personas y por eso merecen todo nuestro amor. Felicidades Vane, besos

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>