Martes y cansada

Escrito por: Vanessa
Serendipity blog

Ando cansada, lo dije, odio decirlo porque odio quejarme, no me gusta ser de esas personas que se quejan cuando les preguntan ¿cómo estas? simplemente porque la vida me da tanto que quejarme se me hace una majadería de mi parte, pero hoy martes, cuando el día de ayer se me ha pasado volando, cuando me duele muchísimo la espalda por cargar al bebé, cuando no logré sacar el post de decoración que quería y perdí la paciencia en el tráfico de Lima, solté mi lagrimita frustrada y tuve que hacer dormir a dos -con todo lo que eso implica-, quiero decir que estoy cansada. Ayer fui mamá a medias, esposa a 1/4 de tiempo (solo vi a José en la mañana antes de irse a trabajar y en la noche cuando volvió yo ya estaba requete dormida) y trabajé a medias, siento que no hice nada bien.

Hoy llegamos tarde al nido de Valentina, nos quedamos dormidos todos agotados.

Y aún no viene la parte del día que me agota más, las noches, que se han vuelto tan inciertas porque nunca sé cuando todo fluirá y se dormirán en un santiamén, o cuando me tocará lidiar con cólicos y llantos de sueño, paseos interminables por este depa que ya me queda chico (aunque sólo me consolaría con un estadio, lo confieso) y canciones de cuna inventadas y desentonadas mientras alguien en bajito me reclama porque no quiere estar sola, y el corazón se me hace un nudo.

Aún no salimos de la bendita gripe que entre cosas y cosas me ha hecho subir kilo y medio

Y las gripes y las medicinas que no se van y encima una que se siente sola luchando con medicamentos, vamos meses de mocos, tos, médicos, emergencias, vapores, flemas, más mocos, más tos y más de todo. Esto me tiene mentalmente agotada porque ya no sé qué más hacer y todos te necesitan a la vez, porque hay que dar la teta y cargarlo y cantarle y ponerlo al hombro porque si no se ahoga y no podemos molestar más al doctor que ya sabemos que esto se va solo, solo que la casa es un mar de virus que se respiran y se sienten hasta en los pulmones. Y la pequeña no se salva, la pobre me ha dejado su pulmón en el piso a cada paso que daba con fiebrones que me la dejaban delirando y tirada en el sillón levantando la mano solo para pedir un beso y un abrazo. Agotada. Agotados estamos todos. Hemos rezado para no ir a la clínica de una emergencia con un bebé de cuatro, cinco meses, recogiendo todo del suelo e implorando que coma para que al menos no baje de peso pero el pobre sin hambre ha estado. Y una llora y sufre de verlo tan chiquito, tan malito, de dormirse sentada y viendo que respire en mi oreja, cachete con cachete ha sido el himno.

Ya vamos de salida creo yo, pero ha sido agotador física y mentalmente. Yo aún sigo apretando el cuerpo para no caer enferma después de ellos.

Listo, ¿no podría ser tan malo, no? Tenía que decirlo así porque es martes, la semana se me viene como una ola gigante y aún no estoy lista para treparme a ella. Necesito un domingo más.

Ahora sólo me queda hacerme la cera, las canas, tratar de cuidar lo que como y volver a sentirme mejor. Creo que ahora sí me cambio el color de pelo a ver si de rubia me divierto más. Ya veremos qué pasa.

8
Post relacionados

Comentarios

  1. Verónica Bedón

    Hay días buenos y otros no tanto…pero así es nuestra labor de madres…venga lo que venga hay que disfrutarlo. Animo Vane, nosotras somos lo máximo, todo lo podemos… Aunque aveces hacer catarsis nos libera, nos aligera la carga. Un abrazo.

    Reply
  2. Fiorella

    Te entiendo perfectamente. Yo tengo una bebé de 3 meses y medio que sufre de cólicos y gases desde que nació y todas las noches ruego porque sea una noche tranquila y qué duerma sin problemas. He tenido 15 días de mudanza ya que decidí con mi esposo hacerlo nosotros solos en el auto para abaratar costos. El pobre se ha pasado sus vacaciones en la mudanza y ayer lunes regresó a trabajar. Yo me he quedado en casa con todo por ordenar y con mi bebé, las dos solitas. Ayer sentía que no daba más, me duele la cintura, la espalda… En fin, sé que todo el pasará, ánimo Vane!

    Reply
  3. Carmen Cueva

    A mí me pasó eso con la primera hija, y con la segunda también … y me parece perfecto que lo digas, nosotras las mamis también nos cansamos y quizá muy pocos entiendan ese dolor lumbar que hasta parece crónico y que nunca se irá o las tendinitis en el hombro o la muñeca por cargar a nuestros hijos…. pero somos de carne y hueso, y aunque sepamos que todo se pasa descansando (que fácil verdad?) pues no lo es porque cuando una es mamá se quita el chip del egoismo y se pone el chip de mama leona, esa que cuida, sacrifica y se queda calladita aguantando todo, porque así somos…..

    Ya vendrán tiempo mejores, sigamos remando =) que la recompensa es invaluable <3

    Reply
  4. Natalia

    Vane, como siempre tu post me ha caído del cielo. Si parece que describieras mi casa, segura que no pasaste por allí un ratito? Mi peque de 4 años se emociona cuando el hermano se duerme y dijo literalmente: al fin te tengo para mi solita, demás está decir que le hicieron sus palabras a mi corazón.
    Ella duerme y el bebe de 5 meses quiere teta, tiene sueño, no se duerme. A mi se me ocurrió estudiar antes de saber que estaba embarazada, ahí me tienes con pendientes de la chamba, pendientes de la maestría, los hijos demandantes y mi cuerpo que con el sueño que traigo hoy siento que me pide break de 2 o 3 días…Gracias por ser siempre tú, honesta y real, nos ayuda a no sentirnos tan mal a las que como tú pasamos por estos días en que sientes que ya no das un poquito más (aunque en el fondo sabemos que lo haremos) Un abrazo muy fuerte y ánimo que no estamos solas.

    Reply
  5. Fabiola Quintana Ponce

    Me encantó tu post y también me sentí identificado. Lo máximo Vane, me gustas que seas auténtica!!! Te mando muchos besos y que tus bbs se curen rapidito

    Reply
  6. Ceci

    Vamos linda Vane. Yo estoy igual hagamos fuerza, mi bebe d 9 meses le ha dado desde el 6to mes de despertar 4-5 veces en las noches y yo estoy…..no se si son los dientes, o algo llamado separation anxiety o que pero se despierta… abrazos!!! Eres una preciosa mama

    Reply
  7. Karin

    Yo también he estado con dos niños enfermos y encima yo también me enferme !! Un stress horrible no dormir en la noche y tener que hacer de día todo normal

    Reply
  8. Patricia Ramirez

    Con fe Vane!!!
    yo ando con panza de 4 meses y con una niña de 5 años, que me pide a gritos estar todos los días y todo los momentos a su lado, siéntate junto a mi, échate junto a mi, siéntame en tus piernas, báñame tu, y aquí voy despierta desde las 5:30am cocinando, preparando lonchera, dando desayuno, preparándola para ir al nido, corriendo al trabajo para no llegar tarde porque sino me amonestan, con el corazón en la boca para lograr llegar a tiempo, volver a casa…terminado el proceso viral de mi hija que arrastra julio, agosto y termina setiembre.. que bárbaro y “como Dios te manda solo lo que puedas soportar” mi mami volvió a tener cáncer, hoy regreso a mi casa después de 3 días de quimio, no pude ir a verla, y se que esta fatal…ya quiero que sean las 6pm para correr a verla y darle un beso.
    Las mamás nos cansamos y no esta mal quejarse, y llorar…te deseo lo mejor que pronto recuperes fuerzas y entres al ritmo.
    Cariños de otra madre cansada!!!

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>