My life lately

Escrito por: Vanessa
la vida de serendipity 12

Hoy me desperté 5.30 de la mañana, me miré al espejo y pensé que, otra vez, me había olvidado de quitarme el rímel de los ojos antes de dormir, me voy a poner más vieja a este ritmo, pero luego vi los algodones manchados que dejé anoche sobre el lavatorio (sí, no los boté a la basura, no me juzguen) y me di cuenta que sí me había desmaquillado, que no era manchas de maquillaje lo que tengo, son tremendas ojeras, ojeras puras y duras.

Ha sido agotador. Han sido un par de semanas agotadoras, con días enteros filmando un piloto de tele que implicaba encerronas maratónicas (con mi maquina extractora al lado, obvio) de esas que implican levantarte de madrugada, dejar bebé lactado, papillas listas y salir con el sol a trabajar para volver muy tarde, días que empalmé con las vacaciones de Valentina y de mi nana a la vez, sí, auto gol para esta madre de dos que no se dio cuenta que las vacaciones de los niños no son más que extra extra extra chamba para la mamá y otro punto para mi que se me ocurrió irme de relajo unos días fuera de Lima -sin esposo, el sigue trabajando como condenado- y no hice más que volver más cansada de las vacaciones y probablemente, sólo probablemente, con unos cuantos gramos menos -en mi imaginación-.

Y por más que estoy con ellos, siento que no estoy lo suficiente porque mientras das la teta a uno me fijo que el otro no se me vaya muy lejos, que venga, que coma, que se bañe, que apura que tengo que cambiar el pañal, que apura que no tengo todo el día y se me llena la bandeja de correos de trabajo y posts que solamente viven en mi cabeza. A veces siento que pobres mis hijos porque no estoy como debería, y es ahí cuando piso el palito y caigo redondita al universo de las culpas, lugar recurrente de toda madre, que sí, que debí darles más, que debí cantar más, jugarles más, rodar más por piso y reírme más, que debo criarlos menos y entregarme más libremente a ellos.

Volviendo de los días fuera llegó la ayuda de reemplazo, bendita ayuda aunque en realidad todo es sólo un espejismo porque mira,  esto es volver a empezar explicando cómo funciona tu casa, dónde se pon qué, cómo lo haces y por qué lo haces, y que das la teta y nada mas que la teta por lo que cómo se calma al bebé, señora? cómo lo duermo? por qué está inquieto? porque no te conoce? Y ahora qué tiene? Está estreñido! Que las papillas lo han estreñido tantito y mi bebé trata y trata con todo pero no puede, ya podrá, sólo dale más teta, lo que secretamente- confieso, me hace sonreír, amo ser su mundo entero hoy, porque sé lo rápido que se pasa el tiempo y cuando me de cuenta, estará caminando, en el nido, en el cole y quién sabe dónde más así que disfruto estos momentos que duran tan poco.

Pero bueno, aprovecho que hay un par de manos extra por acá así que ya no tendré que cancelar mis reuniones de la semana! Bueno, sí, mejor dicho, me quedó con las estrictamente necesarias porque tampoco puedo entregar a mis hijos a la buena de Dios con quién no los conoce, ya bastante hice entregando a Valentina a mi hermana para que se la lleve junto con los primos al cine, parque, juegos y todo lo que yo no pude porque no estoy lista aún para que los virus vuelvan, menos cuando ando con vacunas atrasadas (bam!) y el pediatra me escribe por what’sup preguntándome si este año me verá (bam! bam!). Válgame todo. Tener dos hijos es otro cantar, y es un cantar más bonito, se ama con locura y que simpáticos que son estos niños, pero te puede agotar con la misma intensidad con la que los amas. Ser una full time mom con un full time job es un pan con mango queridos lectores míos.

Y ya había perdido la Fé en mi capacidad de sentarme unos minutos y sacarme estas cosas de mi pecho, o sea, en buen cristiano, había decido que no tenía tiempo ni para escribir mis catarsis y que mejor las recito en silencio mientras me baño, cosa que -confieso otra vez- pasa cada dos días últimamente porque no, no tengo tiempo de bañarme tampoco. Te decía, me di un momento para pintarme los labios de rojo y chapar, una nueva capa de rimel en las pestañas cuando me encuentro fotos en mi celular que había tomado a la volada y simplemente veo la suerte que tengo. Sí, no trabajé tanto como quisiera y a la vez trabajé más de lo que hubiera gustado, stoy agotada y no recupero mi cuerpo pre bebé a la velocidad que quisiera -y será que un día lo logro?- pero soy testigo en primera fila de la vida de mis hijos (y agárrate que quiero un tercero!), tengo la capacidad de crearles recuerdos, de verlos crecer, de tenerlos sanos y estar para ellos, así que por más manotazos de ahogada que a veces siento que doy, saco la cabeza, miro el paisaje bonito, respiro y me vuelvo a sumergir con todo en mi mundo. ¡Vamos que sí se puede!

Mañana es lunes, vuelve mi nana y comienzo con todo. El martes en la noche regresa el esposo de viaje y todo volverá a su lugar. Y retomo la dieta ;)

la vida de serendipity

Fotos de mi celu, algunas ya las vieron en mi Instagram (me sigues? haz click acá!) y otros son de mi hermana que mañana regresa a su vida en Urubamba y sí que los vamos a extrañar.la vida de serendipity 9 la vida de serendipity 8 la vida de serendipity 7

la vida de serendipity 5 la vida de serendipity 4

la vida de serendipity 10 la vida de serendipity 11

la vida de serendipity 2

¡Esos pelos en la mañana son mi locura!
la vida de serendipity 1

Serendipity blog 1

Ok, no sabía cuál de estas tres fotos es más adorable, así que las puse todas porque este gordo AMA SUS PIES!Serendipity blog 2 Serendipity blog 3 Serendipity blog 4 Serendipity blog 5 Serendipity blog

8
Post relacionados

Comentarios

  1. Angela

    Todo pasa Vanessa … te escribi al inbox mandandote unas ideas..por otro lado yo tengo dos hijos uno de 3 años y medio el cual aun no habla bien y tengo que mandarlo a terapia. Dejo de ir al nido xq nacio su hermanita y es feliz por primera vez conmigo en la casa (mama tiempo completo)porque estoy de licencia.. lo cual estoy disfrutando porque ll mande a guarderia desde chiquito y nunca lo vi feliz y una bebe de menos de un mes… que me hace sentir mama primeriza de nuevo .. todos tenemos dilemas yo no quiero regresar a trabajar pero no se lo que me espera asi que a disfrutar el momento en mis cortos 27 años y que el destino se encargue de lo que tenga que pasar al final hoy estamos y no sabemos el futuro
    Todo pasa y da gracias de que tienes todo !!! Mil bendiciones y recuerda que eres la mama perfecta para tus hijos :)

    Reply
  2. Lesly Cubas

    Estamos en las mismas y como bien dices es bien fácil caer en las garras de la culpa y reproches. 2 hijos es otro mundo y siempre sientes que te pierdes de algo. Leer este post me ha hecho muy bien. Gracias por compartir.

    Reply
  3. Suan Matta

    Dímelo a mí Vanessa, mamá 24/7 de tres niños de 11, 3 y 6meses. Es un locuron andante todos los días, cada día, día a día. Y sí, yo tb entro a la ducha -y de esas duchas de 15min top- cada dos días y terminó literalmente modo zombie en las noches para empezar muy tempranito, y no hay q olvidarse que al esposo tb hay q engreir pero uf! Es como tú dices, el tiempo pasa volando -yo no sé cómo mi hijo mayor ya tiene 11años y el prox año entra a secundaria SE-CUN-DA-RIA, yo no sé- a disfrutar cada tiempo con los niños, con cada uno a su ritmo, con los 3 a la vez ingeniandonos como listas mamás que somos. Suerte en tu día a día, eres tb una inspiración para mi para desde casa generar un extra. Animo si deciden que venga el 3er!

    Reply
  4. Yosh NF

    Holaa estoy buscando un portabebe, y justo vi en tuyo en la foto, me podras dcir la marca o el link del modelo especifico, leyendote se q eres muy meticulosa sobre las cosas d tu bb seq quieres lo mejor x eso tu portabb debe ser bueno :) gracias anticipadamente x el dato

    Reply
  5. Milagros

    Yo también soy mamá de dos una de cuatro y otro de dos, término rendida!!!! pero así es, creo que la parte más difícil fue cuando mi hijo ya comenzaba a jugar y mi hija mayor no quería compartir, empezó con todo tipo de pleitos pero felizmente ya esta pasando es muy agotador pero pienso igual, hay que aprovechar al máximo esta época tan linda de su primera infancia, mucha paciencia Vanessa, besos.

    Reply
  6. Antonela

    Vane, estoy en la misma que vos, solo que mi peque tiene ya un año y 4 meses. Dos cosas:
    1) el.cuerpo en el segundo cuesta más, pero lo vas a lograr. Fundamental que te tones tu tiempo para hacer ejercicio, ayuda física y emocionalmente.
    2) Respecto al estreñimiento, nosotros lo solucionamos con agua de ciruelas (tenes q poner a hervir agua con ciruelas desecadas). Tal vez Sebastián es muy chiquito, tendrías q consultar, en nuestro caso se la ponemos en la mamadera mezclado con leche.
    Muchas fuerzas!
    Besos

    Reply
  7. JEJE

    date con una piedra…hay las que tenemos tres..sin ayuda solo trabajar..y trabjaar..de verdad a veces es mejor mirar al costado y no quejarse tanto

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>