El es chicha, ella limonada

Escrito por: Vanessa
Día de playa

Mis hijos se parecen en muchísimas cosas, pero muchas son sus diferencias, de las que voy aprendiendo poco a poco.

Para comenzar, él toma chicha y ella prefiere la limonada.

Ella duerme como un lirón, juro que puedo armar un safari de zancudos con ella dormida y ni se entera de que ando dando saltos encima de ella, mientras que Sebastian tiene el sueño más ligero del mundo y mi teléfono no puede ni vibrar cuando él duerme porque se despierta.

Ella amó su chupón mientras que él no lo puede ni ver. O sea, lo ve, se lo mete a la boca y luego lo escupe a 3 metros, es tremendo.

Eso sí, los dos juegan con Barbies, Ponies y Hulk que es lo que abunda en mi casa.

Ni qué decir de cuánto ama ella su gran vaso de leche que toma muchas veces al día, mientras que a él solo le interesa su teta (y el vaso de su hermana de vez en cuando pero solo para jugar, es lo mismo que con el chupón, lo ve, se lo mete a la boca y luego lo tira bien lejos).

Ella entiende desde pequeña que cuando mamá dice no, es no. A Sebastian le vale más o menos tres pepinos y medio que yo diga no, no toques, deja eso, no lo tires, no, no, ¡no le importa! Simplemente me mira y continúa, no le importa.

A ella te la puedes comer a besos y apapachos, a él no. Salvo que esté con mamitis pero si no, no.

Valentina amó dormir en su cuna, para Sebastian, que usa la misma cuna, es casi casi como estar en una prisión. Ya puse la cama al lado con barandas.

Eso sí, los dos aman bailar todo el día.

¿Te hablaba de los zancudos? A ella se la comen enterita, a  él casi ni lo miran.

Vale aprendió muchas palabras a muy corta edad mientras que Sebastian está más ocupado recorriendo el mundo, yendo, viniendo y jugando como para soltar más palabras de las necesarias. Mi pediatra dice que como este bandido tiene la capacidad de ir y tomar lo que quiere, no se esfuerza en hablar y pedir, ¿para qué pedir cuando él mismo puede ir por lo que quiere?

Eso sí, los dos son amantes de los zapatos, ella por femenina que es, él de puro terremotín ni bien se levanta por sus zapatos, ¡los ama!

Y así son, son hermanos y se parecen muchísimo, pero cada uno es una personita, un pequeño ser humanito con todo lo que eso implica, y se respeta, ¿o no? :)

4
Post relacionados

Comentarios

  1. Jackeline

    Yo estoy pasando por lo mismo y aprendiendo y descubriendo la personalidad de mi princesa Macarena de un año ocho meses, ella es totalmente opuesta a su hermano Sebastián de 6 años; él es super tierno y amoroso y la abraza pero ella es una mini Xina princesa guerrera, va saltando y tirando todo a su paso; es peor ahora que también estoy en el proceso de destete estamos sufriendo juntas pero con energía, amor y cariño vamos caminando y aprendiendo, un beso Vane, te leo desde que usabas las polleras del Urubamba, yo tengo la mía de Cajamarca

    Reply
  2. Ginette Tapia

    Hola vane…!! Tienes unos hijos hermosos. Queria preguntarte si Valentina ya leia? Porque me parecio ver en tus historias de instagram q ya leia

    Reply
  3. camila

    A veces tienes lindos post, pero tu ortografía es terrible.
    No quiero que pienses que soy mala onda, todo lo contrario. Te leemos muchas personas, y por respeto a tus lectores-y a ti misma- deberías tener un poco de cuidado con ese tema. Y si por alguna razón no te diste cuenta de algún error(puede pasar) puedes pedir ayuda, que otra persona lea lo que has escrito antes de publicar.

    Reply
  4. Sandra

    Me encanta leer tus post.
    Son hermosos y distintos. Cada uno con su propia personalidad y gustos.

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>