Gracias a Dios

Escrito por: Vanessa
Mi abue Serendipity

Soy una mujer que todos los días, a cada momento, da gracias a Dios, y cómo no hacerlo. A propósito de la venta de libros que haré este sábado, tengo dos pequeñas historias para contarles.

Yo siempre fui una chica bastante religiosa, de ir a misa, de rezar, agradecer, pedir y estar siempre en contacto con mi Dios, con la virgencita y mis santos de turno. Incluso, cuando en el 2006 me operan de hidrocefalia, mi diagnóstico y te lo muestran claramente mis resonancias, era Hidrocefalia Severa Obstructiva y un Tumor en la cabeza. Por esas cosas del destino, porque la vida es así, el día de mi operación que ya le habían advertido a mis papás que sería de unas 7 u 8 horas mínimo, mi Neurocirujano procede con la primera parte, con la hidrocefalia abriendo un acueducto paralelo al de Silvio (la operación tradicional implica colocar una válvula, la mía una operación innovadora, por así decirlo), bueno, abre esta vía alterna con una laparoscopia al punto que como todo salió tan pero tan bien, decide esperar a que todo en la cabeza desinflame y de acá a unas 6 semanas continuar con la segunda parte, con el tumor.

Estuve una semana en cuidados intensivos y un mes hospitalizada. Durante esas semanas, recé muchísimo y me encomendé a Dios pidiéndole, por favor, no hacer que mi familia vuelva a pasar por eso. Ver a mi mamá dormir tantas noches en el sillón de una clínica cuando acababa de nacer su primer nieto, ver a mi papá fumar como nunca de los nervios, a mi abuela darme de comer en la boca como a una niñita chica…en fin, volver a hacer que ellos pasen por todo eso nuevamente era muy duro para mi y obvio, para ellos. No quería. Tampoco quería obviamente que me afeiten la cabeza otra vez (tenía 28 años!) ni estar internada otro mes más ni correrme riesgos de nada. No quería.

Era ya el mes de Octubre y yo simplemente le pedía al Señor de los Milagros, a la Virgencita, al Niñito Jesús, al Santísimo, a todos, que no volvamos a pasar por eso, no por favor. Mi doctor no sabía qué decirme….pero Vanessita, ya sabes lo que dice el diagnóstico, tenemos que remover el tumor, no podemos dejarte, así, y yo R con R, terca como la mula le decía que no, que a mi no me volvían a abrir la cabeza. No.

Grande fue la sorpresa de todos cuando 6 semanas después, volví a hacerme mi resonancia y encontramos que mi cabeza seguía inflamada y todo (este fue un proceso de 6 meses casi), pero NO había tumor. No había. No había tumor. Escribo esto y se me caen las lagrimas de agradecimiento y felicidad. No tienen una idea. Fue una fiesta para mi y para mi corazón, para mi familia y para mi vida. Fue el inicio de esta nueva vida que decidí construirme, a los pocos meses, el 18 de Enero del 2007 empecé el blog, conocí a mi esposo por internet y el resto es historia.

Mi Fé se volvió más fuerte que nunca y así se mantuvo por muchos años más.

Hasta Febrero del 2015, cuando fallece mi abuelita. No tengo palabras para explicarles lo importante que fue, que es ella en mi vida. Entre las miles de cosas que tengo con ella, esta la maravillosa relación con Dios. Dios y mi abue siempre han sido uña y mugre. Pedirle a mi abue que me ponga una velita para tal cosa, que me de una manita rezando para tal otra, no tenía pierde. Siempre bajo sus reglas, pon de tu parte, reza y que sea lo que Dios quiera que sea, es lo que ella siempre me decía. Cuando mi abue se fue al cielo coincidió con que a José lo operaban de una hernia y pasamos muchos días muy duros. Muchas semanas muy duras y yo, yo ya no sabía como volverle a hablar a Dios. Sin mi abue acá sentía que había perdido gran parte de ese mundo mío. Mi abue ya no estaba y yo me sentía espiritualmente muy perdida. Dejé de ir a misa, de rezar tanto, de hablarle a El.

Y claro, el dolor de mi corazón se empezó a sentir al toque. Pasó casi todo ese año, el 2015 y yo me sentía rara, vacía. Hacía mucho que quería publicar mi libro pero la editorial al comienzo no creía en él y más bien publicaron a mi esposo. Luego me pidieron 50 mil dólares para publicarme y me la pasé todo el 2015 y parte del 2016 tratando de lograr esa plata con auspicios. Además, Vale crecía y ya estábamos por más de dos años buscando darle un hermanito, y nada pasaba. Ni mi libro ni el hermanito.

Para inicios del 2016, me junto un día con mi amiga del cole, Rosalba, y me contaba de su tía que armaba unos grupos de oración lindos en su casa y que a ella le estaban haciendo mucho bien. Al toque le pedí que me lleve a rezar en la casa de su tía y fue rarísimo porque ni bien me senté en su sala, ni bien la tía de Rosalba me pidió que le cuente de mi, para que yo me lancé en un llanto infinito, ese que sale del corazón, desde las entrañas, incontrolable e incontenible. Hablándole de mi abue, lo que mucho que la extrañaba y de lo mal que me sentía porque mi relación con mi religión ya no era la de antes.

Comencé a ir a rezar y un buen día de Mayo la tía me preguntó qué quería. Le dije que quería mi libro y mi segundo hijo. Le pedí de rodillas, con muchas lagrimas y muchas ganas. Ya para finales de Mayo o inicios de Junio logré juntar algo de 30 mil dólares en auspicio, fui a la Editorial y le dije…esto es lo que tengo. ¿Podemos empezar a trabajar? Y me dieron el GO,  me dijeron que sí, ¡que iban a publicar mi libro!

Junio y Julio fueron meses de escribir y escribir. Hasta que llegó finales de Julio y nos tocaba empezar con las fotos, empezábamos la portada en el MALI como siempre lo había querido. Fue un día estupendo de fotos, una producción maravillosa (que me costó unos miles de dólares extra por conseguir, pero a ese punto, yo sólo quería hacer mi sueño realidad e iba a trabajar hasta lograrlo). Al día siguiente de la foto de portada, un lunes, me desperté pensando en que tenía dos días de atraso y para no andar pensando en si me vendrá la regla o no, decidí ir al laboratorio y hacerme un examen de sangre. Dio positivo. Hice la portada de mi libro y al día siguiente descubrí que estaba embarazada.

Estas son algunas de las fotos que hice ese buen domingo en el MALI para mi libro “Tu estilo, tu clóset y tu” con equipo de gente maravilloso, mi #TeamSerendipity, Andrea, Joaquin y Samantha, maquillada por el gran Emerson Lujan que en paz descanse y bajo el lente de Jacques Ferrand. Gracias a todos por todo ese día, se los dije mil veces y no me cansaré de decirlo mil veces más. Y pensar que al día siguiente descubrí que Sebastian ya estaba en mi panza!

BAJA FOTOS SERENDIPITY...18905 ok copia BAJA El libro de Serendipity -  Tu estilo, tu closet y tu - Escudo Peru copia BAJA FOTOS SERENDIPITY...19175 copia BAJA FOTOS SERENDIPITY...19573 copia

Dios me dio exactamente lo que le pedí y yo me sentía bendecida, me siento bendecida a cada paso que doy. ¿Como no creer en Dios si me ha dado tanto?

Nunca dejen de creer, agradezcan y pidan a su Dios lo que quieran. Sean amables, sencillos, trabajadores, pero por sobre todo, sea lo que sea que estés viviendo, nunca dejes de creer y agradecer.

10
Post relacionados

Comentarios

  1. Barbara Villalba Pomar

    Vane tu post meja hecho derramar algunas lágrimas y darme cta que yo tambien estoy alejada De Dios, tengo fe pero ha ido perdiendo fuerza a lo largo de este tiempo en el que pase miles de cosas, ahora que mi mami está un poco enferma es cuando más necesito que Dios me escuche se que ella se pondrá bien, pero por mi, por mi paz interior, por la felicidad de mis hijos no debo perder la fe y agradecer por cada cosita que la vida nos da, gracias Vane me recordaste que no debo olvidarme nunca De Dios.

    Reply
  2. Alexandra

    Que inspirador ! Yo creo mucho en el señor y es verdad uno tiene que pedir y confiar en que todo sucederá tarde o temprano … la fe es algo que debemos tener aunque no es fácil hay que confiar !

    Reply
  3. Rossmary Aguirre

    Querida Vane , hoy vivo agradecida por todo lo que Dios me ha dado . Tengo un ritual de agradecimiento a Dios en la mañana y todos los días y a cada momento le vuelvo a agradecer por estar viva. Me tocó vivir una experiencia de salud difícil también y Dios estuvo conmigo.Siento que me dio una oportunidad para crearme una vida linda y es loq je estoy haciendo ahora. Gracias querida Vane por este maravilloso post de fé y gratitud , por compartir tus experiencias y hacerlo de corazón.

    Reply
  4. Silvana Romero Metzger

    En el momento preciso….justo cuando necesitaba algo así. Y este tipo de casualidades Dios te las presenta por algo. Gracias!

    Reply
  5. Yanny

    Vane, se me salían las lagrimas leyéndote, xq mi hijo menor casi se me muere, nació con 850gr y todos los riesgos que eso trae, le dio neumonía 2 veces, no toleraba ni mi leche y una noche nos llamaron p decirnos que vayamos a despedirnos de él a la clínica, (xq estaba en UCI neonatal) xq le habían dado 2 paros cardiorrespiratorios y su diagnóstico era muy malo. Rezamos con mi esposo como no te imaginas y llamé a toda mi familia para que rece conmigo, y el milagro pasó, mi hijo respondio, regresé a conectarme con Dios, con mi Divino Niño del que ahora soy debota, porque además no se sabía que secuelas podía traer los paros, pero gracias a Dios mi hijo ya tiene 2 años, y todos los médicos que lo han visto, dicen que es un milagrito. No hay que perder la fe xq Dios nos manda pruebas pero con el tiempo te das cuenta que son por algo, mi esposo es más creyente ahora, nos unimos más como familia, me acerque más a mi papá, y a la familia de mi esposo, y valoro más la vida ahora. Gracias por compartir tu experiencia Vane, son de esas que te dan un sacudón y te hacen reaccionar

    Reply
  6. Brenda

    Agradecida por este post!! Estoy segura que muchas lo necesitamos!!Dios no sólo quiere que nos acordemos una vez a la semana de Él…quiere tener una relación con mostros, sus hijos….él conoce los deseos de nuestro ❤ por eso es tan importante que tb nosotros lo busquemos!!no sólo en los momentos difíciles sino en todo momento de nuestras vidas!!! Como él es un Dios bueno y misericordioso siempre tiene los brazos abiertos☺ Jeremías 3.33. La mejor manera de conocerlo es leyendo su palabra. Él nunca fallas… Un fuerte abrazo

    Reply

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>