¿Cómo obtener tu talla correcta de bra?

Escrito por: Vanessa
el bra perfecto

Conocí a Lizbeth por esas cosas del destino, y conversando me contó que ella llevaba una tienda llamada Ambrosía, especializada en bras con sostenes en tallas y modelos que solamente existían en su tienda.

Le conté que mi cajón de sostenes es una vergüenza, que no me compro un sostén nuevo desde hace dos años y que el que compré la última vez no era gran referencia porque yo venía de dejar la lactancia de Sebastian, lactancia que había cambiado por completo mi talla y forma de pecho. En buen cristiano, mis tetas ya no son las mismas, y no lo serán nunca más, así que se me hacía urgente encontrar mi nueva talla y darle un makeover a ese primer cajón de la cómoda. Necesito sostenes nuevos y ella llegó justo a mi vida, eso es lo que yo llamo una Serendipia.

Visité la tienda, que queda en Larco, Miraflores, y tal fue mi sorpresa que empecé con los stories, yo, en sostén, frente al espejo, contándoles y mostrándoles todos los hallazgos que Liz ponía frente a mi. Me midió como nunca antes me habían medido explicándome, por ejemplo, que la copa no debe medir únicamente el busto, si no que se debe medir casi casi desde en centro debajo de la axila porque es ahí donde todo empieza, donde el mismo doc empieza a auscultar cuando hace una mamografía.

Me dijo que soy un 30 TRIPLE D. Dime tu, si lo que yo pensaba que tenía en mi haber era casi casi una tontería comparado con lo que tenía 20 años atrás, pero no, señoras y señores soy una talla 30 triple D. Descubrí además que el tirante del sostén debe cargar sólo con el 10% del peso del busto y que cuando los ajusto deben poder pasar dos dedos por debajo, lo suficiente para que levante todo y no se resbale nada.

Lo cierto es que confieso que bastó que me ponga el sostén correcto para que mi postura mejore automáticamente y baje de golpe y porrazo 3 kilos (visualmente hablando, claro). Amé la experiencia y le pedí a Lizbeth que comparta con nosotras algo de su sabiduría PERO DE TODAS MANERAS TIENES QUE IR A LA TIENDA, ahí te van a asesorar como nunca antes, así que es algo que te recomiendo muchísimo.

Entonces, ¿cómo obtener tu talla correcta de bra? Atenta a lo que ella me cuenta:

“Para tomar la medida correcta de brasier, primero debemos comprender que la talla de bra está compuesta de 2 elementos. Un número y una letra. El número nos indica el contorno de tu torso. Es decir cuán ancha o cuán delgada seas. Y será tu número de banda. La letra nos indica el volumen de tu busto, y será tu copa.

¿Cómo tomamos las medidas?

La medida debe ser tomada con brasier. Con el que mejor te quede. Pero no puede tener push up.

¿Qué necesitamos?

Cinta métrica en pulgadas.

Empecemos…

A.- Pasa la cinta métrica inmediatamente por debajo de tu busto. Envolviendo tu caja torácica. Apunta esta medida, si sale número par. Si sale número impar, redondéalo al siguiente número par. Este número será tu número de Banda.

B.- Ahora pasa la cinta métrica por la parte más voluptuosa de tu busto, generalmente es a la altura de los pezones. Apunta esta medida.

Por último, ahora necesitas restar B-A, esta diferencia de pulgadas la ubicas en el cuadro y esa sería tu copa. (Puedes usar el sistema USA o el de UK, según prefieras, pero siempre indicar cuando menciones tu talla a qué sistema pertenece.)

talla de bra

¡Listo, ahora ya tienes tu talla de bra!

  • Recuerda que esta talla, es solo un punto referencial para iniciar tu proceso de compra.
  • Si eres en una marca 32G, no significa que lo serás en todas las marcas, cada una maneja sus propias medidas y estándares, así como en la ropa, puede ser que varíe un poco. Por ejemplo, ser una 34F.
  • La talla de brasier varía según nuestras fluctuaciones de peso. Nuestro busto es variable, si cambias de peso de manera notoria, es mejor que seas medida profesionalmente de nuevo.
  • Existen diversos modelos de brasieres, cada uno sirve para una ocasión diferente. Es un error común pensar que un solo modelo te servirá para todo. Así como nuestra ropa tiene diferentes cortes y estilo, también nuestros brasieres. Por ejemplo, un bra reductor, para usar con blusas por si no tenemos suficiente espacio en la zona del busto y los botones se ven que tiran un poco. O cuando te pones un top con escote, necesitarás un bra que permita lucir un escote más amplio. Un bra que minimice el movimiento para esos días que estaremos en muchas actividades..
  • La duración de tu brasier no depende exclusivamente de su calidad. Ten en cuenta que es una prenda interior, que además de cubrirte tiene una función específica de soporte. Por lo que se espera mucho más de él, que por ejemplo de una blusa o pantalón. Su duración depende de que no uses el mismo bra dos días seguidos, los laves a mano y también de cuánto peso deben soportar. Un bra que trabaja como soporte para una copa B, durará más tiempo que uno para copa J.
  • Desterremos de nuestras cabezas que la copa D, o DD son sinónimos de busto muy grande, ¿Dónde ubicamos a una copa G, por ejemplo?

Además, recuerda que:

  • Nunca uses un sostén dos días seguidos, deja que la banda elástica descanse al menos un día entre uso y uso.
  • Lava tus sotenes a mano, con detergente para ropa delicada.
  • No los metas tampoco a la secadora, deja que se sequen al natural.
  • Ten un mínimo de tres sostenes con lo que puedas intercambiar.
  • Para guardarlos, colócalos en tu cajón, tranqui, uno detrás del otro sin doblar ni querer meter una copa dentro de la otra ni mucho menos. Así no más están perfectos.

como guardar tus bras

Encuentra a Liz y su equipo de profesionales en Ambrosía: Avenida José Larco 345, tienda 106, Miraflores.

0
Post relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>